- Centro de Innovación del Sector Público de la Fundación PwC e IE - https://cisp.blogs.ie.edu -

España, capital París

España, capital París [1]

España, capital París

La lectura de este ensayo nos aporta una una visión global y completa sobre las políticas nacionales de infraestructuras de transportes y sus consecuencias, y nos hace reflexionar sobre la necesidad de orientarnos hacia una red de transportes en malla, sin un nodo central o  km cero, a semejanza de otros países, que favorezca un mayor desarrollo económico de otras provincias distintas de Madrid, y de esta forma el desarrollo conjunto de todo el país.

Germá Bel abre su libro con una cita de José Ortega y Gasset sobre la necesidad de situar los problemas políticos en su perspectiva histórica, de forma que estos se esclarecen por sí mismos y adoptan la postura en que mejor se revela su  profunda realidad.

Y eso es lo que pretende este autor catalán en «España, capital París», publicado en 2010 y reeditado en diversas ocasiones, en donde sitúa el origen y desarrollo de la condición de Madrid como capital político-económico-administrativa como consecuencia de las políticas nacionales de infraestructuras públicas, que dieron lugar a un sistema radial de transportes y comunicaciones.

Los orígenes de la estructura radial de nuestro sistema de autopistas, ferrocarriles y aeropuertos se remontan a las carreras de postas de Felipe V, y su intención de convertir Madrid en “capital total” a semejanza de París. El monarca Borbón transforma el mapa de España al designar las seis carreras radiales (carreras reales) que desde entonces vertebrarán nuestro país.